Perfiles de jugadores en un Room Escape

Cada uno de los jugadores en un Room Escape es único, pero la mayoría podemos encajarlo en diferentes perfiles, según el rol que siguen en el juego o la actitud que tienen en él. Algunos de los perfiles más característicos serían los siguientes:

LÍDER: Aquel del grupo que consigue centrar al resto, guiarlos y animarlos cuando las cosas se ponen difíciles. Un buen líder tiene que conocer bien al resto del grupo para saber aprovechar sus habilidades. El líder, quizá no resuelva muchos enigmas, no se mueva demasiado ni encuentre tesoros escondidos, pero la mayoría de los grupos estarían perdidos sin él. A veces, unas simples palabras de aliento en el momento oportuno, dirigir a cada persona en una tarea o hacer que los diferentes jugadores se mantengan concentrados y no se dispersen puede ser la diferencia entre lograr la victoria o no.

BUSCADOR: Si pasas más de cinco minutos dando vueltas alrededor de la habitación, con todos los enigmas que has visto resueltos y no entiendes por qué no puedes avanzar, posiblemente sea porque os falta algo por encontrar y no tenéis un buscador en el grupo. El buscador no tiene por qué relacionar las diferentes piezas que encuentre, pero es aquel que metería la mano en la boca del león (o en el sitio más extraño que os podáis imaginar) con la esperanza de encontrar una llave. Y la mayoría de las veces la encuentra. Sin él, muchas veces no seríais capaces de resolver un enigma, porque no podríais encontrar la pieza o pista que faltaba. Pon un buscador en tu grupo siempre, serás más feliz.

SOLUCIONADOR: Si el buscador es el que encuentra las piezas, el solucionador las relaciona. El solucionador sabe que tiene que haber una manera de salir y que todo lo necesario está en algún sitio, así que une números, pistas y materiales, para hacer que encajen y que los puzzles más originales parezcan lo más normal del mundo. Es práctico y realista y capaz de sacar al grupo de más de un atolladero.

CREATIVO: ¿Cuántas veces habéis dicho: la solución de este enigma no se le ocurre a nadie? Es porque os falta un creativo. El creativo deja volar su imaginación y no se limita a vivir con lo que puede parecer normal al resto. Él le da la vuelta de tuerca a las cosas y se le ocurren los usos más extraños a los objetos más comunes. Nunca lo verás sentado, sino que siempre estará de un lado a otro buscando algo nuevo que probar. Normalmente, para el creativo no es importante resolver el acertijo, le vale con dar la idea de cómo puede ser resuelto, aunque luego un compañero complete el trabajo. Nos encantan los creativos, ¡haced caso a vuestros creativos!

CEREBRITO: Hace media hora que sacasteis la combinación y al fin encontráis el candado adecuado. Vas a buscar tus apuntes para ver qué habíais escrito, pero el cerebrito de tu grupo ya lo ha dicho. El cerebrito os hará ganar tiempo. Es capaz de memorizar las combinaciones, de saber qué había en cada habitación y qué pista que antes no servía puede encajar con el nuevo enigma que habéis descubierto. También es capaz de resolver enigmas con su conocimiento adquirido fuera de la sala, relacionando lo que se va encontrando en la habitación con datos reales de la ambientación de la misma. Y muchas veces acierta. Con el cerebrito es menos probable que acabéis sin salir por poco, ya que su memoria y conocimiento os hará ganar esos segundos vitales.

ACTOR: El actor es aquel que se mete en el papel y en la ambientación que se le plantea hasta el tuétano. Tal hecho hará que muchas veces esté más preocupado por vivir la experiencia y disfrutar que por resolver enigmas. Pero no le vamos a negar que va a llevarse las mejores sensaciones de todo el grupo en el room escape. El actor entrará en la sala, verá su misión y en ese momento todo el mundo exterior deja de existir. La verdad para él es que realmente sois esos espías en misión especial o aquellos astronautas a punto de morir asfixiados. Se pondrá atrezzo, quizá incluso hable raro, y si en algún momento, por el bien de la historia o por ética hacia su personaje, puede ser que se niegue a participar en acciones o actos que vayan contra su alter ego. El actor va a vivir una experiencia única, y lo ideal sería que todos los jugadores tuvieran algo de actor.

Estos son sólo algunos de los ejemplos. En futuras entradas veremos otros tipos de jugadores, algunos no muy recomendables incluso, que pueblan los escape room. ¿Te reconoces en alguno de esos perfiles? ¿Cómo está tu grupo formado?

2 abril, 2017