5 razones para hacer un Escape Room en la “vuelta al cole”

Porque llega septiembre y la vuelta al cole nos afecta tanto a pequeños como a mayores. Ya empezamos a ver ofertas de material escolar y eso… duele. Como es el mes por excelencia del trauma post-vacacional, queremos echarte una mano o las dos, según se tercie y darte razones de peso para jugar un Escape Room en compañía de quién más quieras: amigos, compis de trabajo, roomies, familiares…

Nosotros ponemos el medio y además te damos las excusas pertinentes en caso de duda generalizada ante el planteamiento de encerrarse durante una hora o más en una habitación. Sabemos que no es muy atractivo ese momento en el que explicas qué es un Room Escape; por eso, a continuación os daremos un listado de razones para partir con cierta ventaja a la hora de convencer a nuestro interlocutor sea quién sea:

Razón 1: Trabajo en equipo

Porque estás más que hart@ de escuchar a tu jefe: “hay que trabajar en equipo” y verlo a modo de slogan por toda la oficina. Porque cuando te juntan en clase para hacer un proyecto conjunto, siempre llueven galletas para ver quién escribe el índice… porque ponerse de acuerdo en algo si no eres tú mismo, siempre requiere un sobre esfuerzo, así que ¿por qué no argumentar jugando? 

Lo diremos de forma más clara: si no te comunicas, no sales. Guste o no, el lobo solitario es una pieza inútil en esta actividad: se requiere que todos los integrantes cooperen, piensen, busquen, resuelvan y jueguen juntos. Es por eso que no encontrarás salas de escape para 1 sola persona.

Razón 2: Diversión a buen precio

Porque es una actividad en la que de principio a fin estás jugando y no supone un gran desembolso para el bolsillo: es la mejor excusa para sacar en una disputa de planes o en el peor de los casos, cuando no tenéis nada ocioso pensado. Nos ponemos en situación:

21 de agosto, sol justiciero, cerveza en estado de ebullición y ni soplo de aire por la calle. Momento en el que tienes que despegar a tu cuadrilla del asiento con un plan que no haga poner pies en polvorosa vuestras carteras… “-Eh… ¿y si jugamos un Escape Room? Aquí en la web dicen que tiene aire acondicionado en las salas y de precio sale como una entrada de cine… con palomitas”

Acabas de ganarte la atención de tus amigos. Recuerda utilizar las palabras clave “jugar” y “barato”, nunca fallan.

Razón 3: Para todos los públicos

Caemos en el error de ver este apartado y pensar que será una actividad más enfocada al público infantil… os podemos asegurar que muchos adultos no han conseguido salir de nuestras salas adaptadas para “todas las edades”.

Al igual que otras salas de Escape, nuestra dificultad viene definida por 2 factores:

  • Complejidad de la propia sala
  • Ayuda recibida del exterior (Game Master)

Ambos factores determinan el nivel global de la habitación. Para que sea atractiva a todas las edades, sobre todo cuándo vienen a jugar niños más pequeños, nuestros Game Masters otorgan un número mayor de pistas aunque, tenemos que decir, no siempre ocurre de esta forma. Los jóvenes suelen tener una mayor capacidad de búsqueda al ser más curiosos y puzzles en los que entra en juego la imaginación, son resueltos con mayor brevedad que personas con mayor capacidad de raciocinio.

Razón 4: Experiencia de inmersión

Lo que se traduce en: eres el protagonista de una historia. Nuestro objetivo aparte de que te lo pases en grande y juegues, es transportarte a otra realidad, como si estuvieras dentro de una película.

Es un factor que con el paso del tiempo ha cobrado mayor fuerza dentro del mundo escapista. Sentir como si protagonizaras una película y otorgarte un papel clave dentro de una aventura aumenta el nivel de atención y curiosidad de los jugadores. La ambientación de la sala es indispensable y el papel del monitor a la hora de adentrarse en el juego también.

El factor “contrarreloj” también es importante: concienciar a la mente de que se tiene tan sólo un tiempo límite para resolver acertijos, incrementa la velocidad de resolución de enigmas y la inmersión del jugador en la propia sala.

Sala “Ámbar: la visita”…en la imagen la barra de bar de nuestro juego
Sala “El Vuelo A-0714” panel de sospechosos… al más puro estilo CSI

Razón 5: Novatos, sed bienvenidos

Sin ánimo de ofender pequeños inexpertos, pero esto os va a encantar. No se necesita experiencia previa para jugar un Room Escape. A diferencia de otras actividades de ocio en grupo en las que entran en juego una serie de habilidades y conocimientos previos (submarinismo, escalada, tiro con arco, rafting, -inserte actividad de ocio con curso previo-) no importa la sala que estés jugando ni la dificultad añadida: la diversión está garantizada.

Da igual si no sabes a lo que vas, si no conoces la temática de la sala, si nunca has abierto un criptex… nada importa, porque muchos jugadores que nunca habían entrado a un escape, salen y consiguen completar el enigma. La experiencia en salas de escape no es factor decisivo para escapar: lo que importa es tu capacidad de resolución de enigmas.

 

Entradas anteriores👇

Los 15 mejores memes sobre Escape Rooms

21 agosto, 2018